Chile incorporará calificación NCAP en etiquetado de seguridad vehicular
01.07.2022

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, saluda la próxima actualización del Decreto 026 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones de Chile, que recientemente ingresó a Contraloría General de la República para su toma de razón. Mediante esta modificación se incorporará la calificación de seguridad NCAP para los modelos de vehículos nuevos comercializados en el país. Chile se conviertiría así en el primer país de la región en incluir en el etiquetado de seguridad las calificaciones de estrellas NCAP.

Latin NCAP ha demostrado que la evaluación de vehículos y publicación de sus resultados generan mejoras voluntarias, atendiendo a la demanda de los consumidores.

La actualizacipon del Decreto establecerá que todos los modelos de vehículos nuevos a la venta deberán exhibir la calificación obtenida en el Programa NCAP, siempre y cuando alguna de las unidades utilizadas para la evaluación haya sido adquirida en Chile. Asimismo, la actualización del Decreto establecerá que se debe de indicar la presencia o ausencia de un listado de elementos de seguridad que ha sido actualizado, incluyendo elementos de Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS). La etiqueta contendría también un código QR el cual será dirigido a sitio web de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET) que brindará la información completa de las pruebas de seguridad de NCAP. En caso de que el modelo no haya sido evaluado por NCAP con unidades adquiridas en Chile, la etiqueta mostrarìa la leyenda “no disponible”. La calificación en estrellas obtenidas en NCAP exhibida en la etiqueta de seguridad no limita la posibilidad de comercialización de vehículos. La actualización de la reglamentación chilena incluirá también la obligatoriedad de elementos relevantes para la seguridad vehicular para el futuro cercano.

Se alienta y exhorta a que otros gobiernos tomen el ejemplo de Chile y sigan esta misma línea para informar a los consumidores de manera independiente sobre los niveles de seguridad que ofrecen los vehículos.

Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP dijo:

“Es un gran paso al frente de dará Chile hacia vehículos más seguros en la región siguiendo las recomendaciones de la ONU en esta nueva Década de Acción hacia el año 2030. Al ser Chile un país de América Latina se entiende que se debería haber exigido la evaluación de Latin NCAP explícitamente junto con la exigencia de la evaluación de los modelos más vendidos, esto es una espacio a la mejora del reglamento. Latin NCAP ha demostrado reiteradas veces que al evaluar modelos y encontrarse resultados no esperados, los fabricantes en su mayoría reaccionan para mejorar la seguridad de sus modelos voluntariamente. Consumidores independiente e imparcialmente informados generan un cambio positivo en el mercado en el corto y mediano plazo. Latin NCAP apoya este paso importante que realiza Chile y a otros países que quieran seguir el mismo camino”.

David Ward, Presidente de Global NCAP y Towards Zero Foundation dijo:

“Este es un momento importante para la seguridad vehicular en Chile y en toda América Latina. Global NCAP felicita al Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones de Chile, a la Comisión Nacional de Seguridad Vial y Transporte y a Latin NCAP por la introducción del nuevo programa de etiquetado de seguridad que empoderará a los consumidores, ayudándolos a tomar decisiones de compra informadas basadas en el desempeño de seguridad comparativo. Global NCAP apoya firmemente el llamado de Latin NCAP a otros países latinoamericanos para que sigan el ejemplo de Chile e introduzcan sistemas de etiquetado de seguridad similares como un requisito reglamentario obligatorio”.

Saul Billingsley, Director Ejecutivo de la Fundación FIA, dijo:

“Este es un importante paso adelante para Chile, que brindará a los consumidores los datos para tomar decisiones informadas sobre la compra de vehículos. Los fabricantes ya no podrán fabricar vehículos que carecen incluso de las medidas de seguridad más básicas y sentirán el impacto económico por haber antepuesto sus ganancias antes que las personas. Este ha sido un proceso largo y desafiante y felicito el trabajo de Latin NCAP y el gobierno chileno por liderar el camino para la región”.