Comunicación de Latin NCAP a los consumidores
14.04.2022

Latin NCAP ha constatado en pruebas de laboratorio realizadas en situaciones de impacto al modelo Chevrolet Tracker riesgo de fuego en los pretensores de los cinturones de seguridad delanteros montados en la base del pilar B. El riesgo de fuego sucedió en situaciones de choque en las que se accionan los pretensores.

Este mismo evento había motivado a un recall propio de la marca hace más de 12 meses. La unidad utilizada por Latin NCAP para sus pruebas tenía incorporadas las modificaciones referentes a dicho recall.

Latin NCAP ha constatado también en situación de impacto la dificultad de liberar el broche del cinturón de seguridad de pasajeros delanteros a través de los mecanismos usuales.

Latin NCAP está en contacto con la marca y ha notificado a los gobiernos que tienen injerencia directa sobre este caso.

Se informa de la situación a los usuarios de este modelo y a sus posibles compradores y se les solicita que tomen precauciones. Latin NCAP publica lo resultados de todos los modelos que evalúa. Sin embargo, en este caso la prioridad absoluta es para estas potenciales situaciones de riesgo. 





Galería de fotos